Éxito de público y artístico en el festival de Almonte

El festival celebrado esta tarde en Almonte (Huelva),organizado a beneficio de las Hermandades de penitencia de esta localidad, fue todo un éxito tanto organizativo, con lleno en los tendidos, como artístico con doce orejas y dos rabos.

Ficha:

Se lidiaron un novillo de José Luis Pereda para rejones, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre, y cinco de Villamarta, el segundo y el cuarto premiados con la vuelta al ruedo.

Andrés Romero, dos orejas.
López Chaves, dos orejas.
El Fandi, dos orejas y rabo.
Oliva Soto, dos orejas y rabo.
López Simón, dos orejas.
Jaime González-Écija, dos orejas.

Comentario:

Andrés Romero firmó una buena actuación en el primero de la tarde, un toro colaborador con el que templó mucho en galopadas de costado con Meridio y puso excelentes banderillas con Farrugia citando en corto. Cortó dos orejas.

López Chaves toreó bien a la verónica al segundo de la tarde, un buen novillo de Villamarta al que entendió a la perfección cuajando una excelente faena que sobresalió en el toreo al natural, templado y cadencioso. Mató de gran volapié y cortó las orejas.

El Fandi estuvo bullidor de capa, dio un gran espectáculo en banderillas y en la muleta resolvió con solvencia y oficio los problemas que tuvo el tercero de la tarde. Faena de pundonor rematada de estocada que fue premiada con los máximos trofeos.

Oliva Soto tuvo otro de los novillos destacados de la tarde al que hizo una completa faena que tuvo sus mejores momentos en el toreo diestro, por donde el sevillano se sintió más y llegó a mostrar la calidad de su toreo. Mató de estocada y cortó máximos trofeos.

López Simón se las vio con un novillo que embestía a media altura al que aprovechó por el pitón derecho para ligar series templadas. Lo entendió bien y terminó toreando muy cerca de los pitones.

Jaime González-Écija también hizo una faena destacada al novillo que cerró plaza. Estuvo templado con la derecha y también al natural mostrando su buen concepto del toreo hasta que el noble astado fue a menos. Cortó dos orejas.

Foto: Melanie Huertas – Toromedia

Toromedia Comunicación