Ángel Jiménez: «El triunfo del 24 de abril en Sevilla me da mucha moral para seguir creciendo como torero»

Sin duda que el nombre de Ángel Jiménez es uno de los que el buen aficionado siempre ha tenido en cuenta y ha seguido con interés, mucho más ahora tras el triunfo cosechado el pasado 24 de abril en la Real Maestranza de Sevilla. Transcurridos unos días de dicho triunfo y con el reposo y la calma necesarias, analizamos con el diestro de Écija su paso por el ciclo abrileño, sus esperanzas e ilusiones para el resto de la temporada y la evolución que ha experimentado su toreo en los últimos tiempos.

Pregunta: Pasados unos días desde tu triunfo en Sevilla, ¿Cómo sientes tu interior de torero, tu alma de artista?

Respuesta: Sí, ya han pasado unos días y está uno más tranquilo, porque ya se ha digerido todo. Me siento satisfecho, con los deberes hechos, aunque yo siempre busco más en todo pero sí es verdad que ha sido una tarde en la que he podido mostrarme como yo quiero. Gracias a Dios, en este caso, las cosas han rodado.

Pregunta: Imagino que, sobre todo los primeros días después del triunfo que tuviste en la Maestranza el día 24 de abril, estarías como en una nube, como en un sueño del que no querrías despertarte.

Respuesta: Cuando uno está anunciado en una plaza y en una feria como es la de Sevilla, es un gran compromiso y una responsabilidad muy grande. Ahora cuando ya ha pasado todo, uno siente ese alivio, de haber podido dar ese pasito más, pero necesito seguir mostrándome para que la gente vea cuáles son mis capacidades.

Pregunta: Supongo que esa noche cuando te quitaras el traje de luces estarías feliz y satisfecho, no sólo por la oreja cortada, que también, sino por haber podido torear y expresarte, por lo menos un poco, en ese templo de la Tauromaquia, que es la Real Maestranza.

Respuesta: Pues si. Cuando uno se quita el vestido de torear siente que ese día ha podido dar lo mejor de sí. Al ser una corrida de seis matadores, solamente había un cartucho, por lo que el grado de responsabilidad aumentaba. Después, el poder expresarte y que la afición haya podido ver mis condiciones y mi forma de sentir el toreo hace que me sienta un privilegiado. Este triunfo me da mucha fuerza y mucha moral para seguir creciendo como torero. La verdad es que se ha creado un ambiente muy bonito entre los aficionados, ojalá que pueda tener continuidad, que tenga más oportunidades de mostrarme.

Pregunta: La faena que le cuajaste a ese sexto toro de la tarde, de la ganadería de Virgen María, llegó mucho al público porque estuvo basada, principalmente, en la entrega, en la pureza, en el sentimiento…, creo que entendiste muy bien al toro y le hiciste muy bien las cosas.

Respuesta: Todo el mundo me ha comentado que, en un principio, nadie le veía al toro el fondo que luego acabó sacando en el último tercio. Yo sí que se lo vi, lo que no sabía era lo que el animal me aguantaría pero el toro tenía cosas muy buenas. Por eso, intenté cuidarlo y hacerle las cosas a su favor. Después, en la faena de muleta, el toro me regaló quince embestidas bonitas, por el pitón izquierdo le costó más trabajo de romper pero por el lado derecho se entregó y yo también pude entregarme a él. Creamos una hermosa sinfonía entre ambos, una obra bonita y sentida. Además la faena caló mucho en el público.

Pregunta: Pienso que una de las claves del éxito de la citada faena fue que al toro lo trajiste siempre muy enganchado desde delante, embebido en la tela, y después lo llevaste con temple hasta el final del viaje, con suavidad y sin tirones.

Respuesta: Sí, el toro tenía que venir muy enganchado y muy bien cogido, él llegaba en su embestida hasta donde yo lo dejaba. También había que ponerle mucho a esa embestida, porque quizá le faltaba motor, empuje, pero a mí me vino fenomenal esa embestida para poder expresar todo lo que uno lleva dentro y, sobre todo, en una tarde tan especial, en un marco inigualable, como es la Maestranza de Sevilla.

Pregunta: Otros aspectos a destacar de la faena fueron, a mi juicio, la profundidad de los muletazos, la reunión, el reposo y la armonía que desprendió todo el conjunto, algo que no sería fácil de conseguir dado lo que te jugabas ese día en Sevilla, porque hay veces que los nervios o la presión con la que uno acude a una cita así, le perjudica a la hora de que su tauromaquia y su concepto fluyan delante de los animales, aunque en tu caso no ocurrió así.

Respuesta: Anteriormente a ésta, ya había tenido la suerte de torear dos tardes como matador de toros en Sevilla, el día de mi alternativa y el año pasado en la Feria de San Miguel, en sustitución de Pablo Aguado. Pero la tarde del 24 de abril era muy distinta a las otras, llevaba consigo un plus más de responsabilidad. De una parte, como he dicho antes, por estar acartelados seis espadas, sabiendo perfectamente lo que me jugaba ese día, porque la gente va a la plaza con ilusión por verte pero también un poco a la expectativa, haber lo que se van a encontrar. Eso te puede jugar una mala pasada, sin embargo, yo en Sevilla me siento muy cómodo, intento siempre poder expresarme libremente pero para eso tienes que tener la mente muy despierta, sentir todo lo que haces pero sin perder la libertad, la identidad.

Pregunta: ¿Qué grado de importancia le das tú en este triunfo a la mentalización con la que te presentaste en el patio de cuadrillas de la Maestranza?

Respuesta: En mi caso, es algo fundamental, porque he podido torear muy poco, tan sólo tres corridas, y el tema de la preparación en el campo también está muy difícil. Es muy importante estar con ilusión, soñar mucho con ese compromiso, tenerlo en tu cuerpo y en tu mente para poder después sacarlo afuera, como también lo es estar tranquilo con uno mismo. Hay momentos en los que hay que olvidarse un poco de todo, dejarse llevar y vivir cada instante, dejando las cosas en manos de Dios y del destino.

Pregunta: Aunque la preparación física y técnica del torero es muy importante para poder desarrollar en la plaza tu concepto del toreo, no lo es menos el pensar y analizar muchas cosas de ese concepto, para así mejorar y poder acercarte más a la forma de torear que sientes realmente y que sueñas.

Respuesta: Totalmente. Yo, por mi concepto y mi forma, llevo una preparación muy estricta, sobre todo porque me gusta y porque amo mi profesión, pero después es fundamental soñar el muletazo que yo quiero y que busco, que a lo mejor ni entrenando de salón me sale y luego delante del toro se pone todo de acuerdo para que sí te salga. Esas cosas no se pueden explicar, porque hay veces que toreando de salón o en un tentadero lo quieres expresar pero no puedes, porque los sentimientos y los momentos no se pueden buscar, surgen, y entonces es cuando se crea eso tan grande que cala y llena, que pueden ser no más de diez o quince muletazos.

Pregunta: A mi entender el torero debe estar continuamente buscándose por dentro, ahondando en su personalidad, porque sólo así encontrará esos rincones de su alma que le conducirán a ir poco a poco plasmando en el ruedo lo que quiere expresar con el toro.

Respuesta: Sobre todo en mi caso, que soy un torero que tengo la necesidad de torear, no tengo otra forma para poder expresar mis sentimientos, lo que llevo dentro, y necesitas, como te digo, sacar eso del interior de tu cuerpo.

Pregunta: No obstante, creo que la faena ideal, la faena soñada, nunca se llega a alcanzar, porque el torero en el fondo siempre está insatisfecho con lo que ha realizado y se pasa su vida profesional en esa búsqueda constante, pero, por otra parte, considero que tiene que ser así porque si se llegara a lograr esa faena soñada, qué vendría después.

Respuesta: Sí, sobre todo porque cuando uno se rompe con un toro, pone el corazón y se deja llevar por el momento, es muy difícil que salga todo perfecto, sin duda que hay imperfecciones. Si vas con la idea de crear algo perfecto, tal vez te pueda salir pero la obra estará huérfana de pasión y de sentimiento. Cuando te rompes y te entregas a un animal, hay mucha imperfección. A mí lo que me importa verdaderamente es lo que ha podido surgir en el momento, y no tanto la perfección. Si que hay que decir que al comienzo de la faena tú no puedes abandonarte porque un toro requiere también tener un amplio conocimiento de la lidia y de lo que hay que hacer en cada momento, en cuanto a terrenos, colocación, alturas… Pero sí que tienes que ver cuándo el animal está entregado, en ese instante es cuando la técnica pasa a un segundo plano, todo fluye y sale de forma natural.

Pregunta: Claro porque en el toreo, como en otros órdenes de la vida, si haces algo que no sientes, si interpretas, por así decir, un papel, se nota mucho y además no te va a conducir a ningún sitio.

Respuesta: Totalmente. También hay toreros más transparentes que otros, que cuando un toro no te permite estar cómodo con él, pues se nota mucho. Por esa razón, el público te exige, porque desean verte al nivel que te han visto otros días pero eso no se puede conseguir siempre aunque uno lucha y entrena cada día para lograr esa regularidad.

Pregunta: ¿Has pensado en estos días desde el 24 de abril en tu confirmación de alternativa en Las Ventas?. ¿Que este triunfo en Sevilla te puede abrir las puertas en algún hueco que haya en los carteles de la inmediata Feria de San Isidro?

Respuesta: Ojalá. Para mí Madrid es especial porque de novillero me dio mucho. Tengo ilusión y ganas de poder expresarme en ese templo mágico, como es la Plaza de Las Ventas. Me encantaría que esa confirmación llegara pronto pero bueno seguro que todo llegará en su momento. Todo torero y todo artista quiere y desea torear y expresarse en esas plazas importantes.

Pregunta: Otro aspecto muy importante sobre el triunfo cosechado en la Real Maestranza, es que ahora mismo está toda la temporada por delante, con ferias que se están confeccionando ahora, caso de San Fermín, y muchas más, y con la Feria de San Isidro a la vuelta de la esquina, donde se producirán sustituciones que habrá que cubrir.

Respuesta: Ojalá sea así, sobre todo para poder seguir expresándome y poder dar lo mejor de mí, que no me quede parado. Me gustaría mucho poder estar en esas ferias que has comentado, con las que uno sueña desde niño. En Sevilla he podido mostrarme y también darme a conocer, ahora espero seguir así y tener la oportunidad de que la gente me pueda ver muchas más tardes esta temporada.

Foto: Prensa Ángel Jiménez