Triunfo de los tres novilleros en Malagón

El poco público que se ha dado cita en la plaza de toros de Malagón ha podido, por un lado, disfrutar de las ganas de tres incipientes novilleros, y por otro soportar el intenso frío vivido en los tendidos de sombra.

El cartel estuvo integrado por Adrián Reinosa (oreja y oreja tras aviso), Manuel Román (dos orejas y oreja) y Cristian González (dos orejas y dos orejas y rabo), con novillos (erales) nobles pero rebrincados y sin excesiva clase de Bellalucía.

Adrián Reinosa (Escuela Taurina de Miguelturra) derrochó ganas en sus dos novillos, estando más asentado en el cuarto, al que pinchó varias veces.

Manuel Román evidenció tener buenas formas, lo cual no es poca cosa, aunque hacen falta muchas más, por supuesto. A su primero le pegó dos extraordinarias trincherillas, mientras que en el quinto se acopló más y mejor mediado el trasteo, cuando acertó a dejársela en la cara y a tirar de él, evitando el molesto punteo que mostraba su oponente. Destacó su contundente manejo de los aceros.

Por su parte Cristian González, un salmantino pupilo de Aníbal Ruiz, sorprendió por su concepto sobrio y asentado no exento de cierta plasticidad. Dio el pecho, bajó la mano -sobre todo en el sexto- y se quedó muy quieto.

Acabado el festejo el público que ocupó localidades de sombra abandonó la plaza aterido de frío, a pesar de que brillara un sol resplandeciente.

JCS