Seis orejas y un rabo en el festival taurino de Nombela

Plaza de toros de Nombela (Toledo). Festival taurino. Tres cuartos de entrada. Reses de Lorenzo Rodríguez Espioja.

Fernando Robleño: 2 orejas y 1 oreja.

Raúl Rivera: 2 orejas y rabo y 1 oreja.

1º Dos orejas para Fernando Robleño.

Fernando Robleño se estiró a la verónica con el abreplaza de la tarde sacándoselo hacia los medios. Robleño ya en muleta tuvo firmeza desde su primera tanda, haciéndole las cosas con genuidad por el derecho. Algo menos sacó al natural, al que también le exprimió al máximo. Dejó estocada entera tendida. El animal recibió aplausos en su arrastre.

2º 2 orejas y rabo para Raúl Rivera.

Raúl Rivera supo a lo que venía. Tras las dos orejas anteriores de su compañero de tarde, Raúl recibió de rodillas al primero de su lote acompañado de una serie de verónicas. Seguidamente, el mismo, colocó un vistoso tercio de banderillas con la buena lidia de Jesús Herrero. Se volvió a tirar al ruedo de rodillas ya con muleta, sacando muletazos de película por el derecho e insistencia al natural. No se le pudo pedir más, dejando un estoconazo hasta la bola.

3º Oreja para Fernando Robleño.

Buen recibo estirándose a la verónica de Fernando Robleño. Brindó el animal a su hijo. Este animal tuvo otra manera de hacerle las cosas con algo más de dificultades en la muleta. Tras pinchar hasta en dos ocasiones, colocó estocada casi entera.

4º Oreja para Raúl Rivera.

Raúl Rivera replicó el saludo capotero, una variada serie de quites con un inicio de rodillas fueron claves. Dejó un espectacular tercio de banderillas poniendo la plaza en pie. Brindó el animal a su padre. El toledano ligó los muletazos desde el inicio con agallas y torería. Se emborrachó de toreo con el último de la tarde. Raúl Rivera, un Torero a destacar y valorar. Tras pinchar en varias ocasiones y recibir una fuerte ovación dejó estocada entera tendida.

Fotos: Ángel Bravo

Crónica: Nerea Bravo

Angel Bravo

Inicio mi andadura de varios años como fotógrafo taurino en el diario El Rincón Taurino, con el cierre del diario pasé dos años a Desde el Callejón, hasta que se inaugurara INFOTAURO, volviendo a la que considero mi casa, donde me siento muy agusto al lado de grandes compañeros y profesionales