Roca Rey impone su ley y es paseado en hombros en Aguascalientes

El limeño le «tumbó» las orejas a su primer toro y sus alternantes Arturo Macías y Diego Silveti estuvieron muy por encima de sus respectivos lotes

Se dio este viernes 23 de abril, ante más de tres cuartos de entrada en el coso Monumental de Aguascalientes y agradable clima, la tercera corrida de la Feria Nacional de San Marcos 2022, resultando claro triunfador el espada peruano Andrés Roca Rey al cortar dos orejas y por ello salir en hombros. Sus alternantes, el local Arturo Macías y el guanajuatense Diego Silveti estuvieron muy por encima de sus respectivos lotes. 

Se lidiaron seis toros de Bernaldo de Quirós, siendo muy bueno el tercero, con arrastre lento. Bueno, pero débil el primero y, el sexto. Los demás acusaron problemas y falta de fuerza. 

A su primer toro, Arturo Macías lo recibió con tres largas cambiadas de rodillas en tablas y de pie veroniqueó con clase. Con la muleta comenzó entre vitolinas y cambiados por la espalda para seguir por derechazos y naturales con temple, a pesar de lo débil del «socio», destacando su terso, talentoso y largo toreo por el izquierdo, además de ejecutar con calidad el toreo en redondo. Joselillinas para cerrar. Mató de pinchazo y estocada honda para ser aplaudido en el tercio. 

A su segundo, Macías le dio tres largas cambiadas de hinojos y lo lanceó bien a pies juntos, además de quitar ajustadamente por gaoneras. Con la franela, al débil y parado astado, tras brindarle a José Ángel González Serna, presidente del patronato de la feria, le intentó el lucimiento con esmero por los dos pitones y pisándole los terrenos para lograr importantes y meritorios pases derechistas. Concluyó de rodillas, estocada tendida y trasera para recibir aplausos. 

Diego Silveti en su primero lanceó con voluntad y mejor se vio en un quite por ajustadas gaoneras. Con la sarga, a base de estudiarlo, pues el burel era débil y tardo, pero noble, le supo sacar meritorios derechazos y naturales con asentamiento. Se metió entre los pitones y en el mismo plan le sacó con valor pases de mucha exposición. Luquesinas para cerrar y fallar al matar para escuchar palmas. 

Diego en su segundo veroniqueó con calidad y quitó vistosamente por tafalleras. Su quehacer de muleta, brindado al diestro retirado vallisoletano Roberto Domínguez, fue a base de quietud y arte. Dos cambiados por la espalda y los de pecho para luego, al débil y parado animal, aguantarle en derechazos de relevancia, lo mismo que por brillantes naturales. Acortó distancias y así logró derechazos de torería y en un palmo de terreno. Falló al matar y recibió algunas palmas. 

El limeño Andrés Roca Rey no se acomodó con el capote en su primero, de nombre «Cocinero». Su labor muleteril la comenzó con estatuarios por alto, sufriendo una colada por el derecho para serle desgarrada la taleguilla a la altura del muslo diestro. Se recuperó y se dio a torear por los dos pitones con temple y mando, sobre todo, con autoridad y en un palmo de terreno, imponiéndose de verdad en una gran labor, destacando su tauromaquia al natural a un bueno y emotivo ejemplar. Se recreó en el toreo diestro y en redondo. Ayudados por alto y acabó de estocada tendida y trasera entre gritos de ¡torero! Le concedieron las orejas y al toro se le dio arrastre lento. 

Y en su segundo, Roca Rey volvió a imponerse en otra faena plena de actitud, oficio, poderío y maestría por ambos lados, llegándole de verdad a la concurrencia. Por desgracia, no atinó al matar, pero al final, tras ser ovacionado, fue paseado en hombros. 

Ficha

Lugar: Aguascalientes, Aguascalientes. 

Evento: Tercera corrida de la Feria Nacional de San Marcos. 

Plaza: Monumental. Entrada: Más de tres cuartos de entrada en tarde de agradable clima. 

Ganado: Toros de Bernaldo de Quirós, siendo muy bueno el tercero, con arrastre lento. Bueno, pero débil el primero y, el sexto. Los demás acusaron problemas y falta de fuerza. 

Cartel:

Arturo Macías: Al tercio y palmas.

Diego Silveti: Palmas y palmas.

El peruano Andrés Roca Rey: Dos orejas y ovación, con salida en hombros.

Foto: Emilio Méndez

Adiel Armando Bolio – Suerte Matador