Puerta grande para Guillermo Hermoso de Mendoza en Pamplona

Plaza de toros Monumental de Pamplona. Segundo festejo de la Feria del Toro San Fermín. Corrida de rejones. Prácticamente lleno. Astados de El Capea (1º, 4º, 5º bis y 6º) y Carmen Lorenzo (2º y 3º). Manejables aunque faltos de celo, el mejor el 2º.

Leonardo: Silencio tras aviso y Saludos.

Roberto Armendáriz: Ovación y 1 oreja.

Guillermo Hermoso de Mendoza: Saludos y 2 orejas.

Interesante festejo de rejones el celebrado esta tarde en Pamplona, que de haber estado los rejoneadores más acertados con los aceros, hubiera tenido un resultado numérico bastante mayor.

El triunfador de la corrida ha sido Guillermo Hermoso de Mendoza, que ha sorteado en primer lugar un animal con querencia hacia las tablas pero con el buen hacer del jinete navarro, que ha sabido encelarlo poco a poco en sus cabalgaduras, ha roto hacia delante. En este turno, ha sobresalido montando a «Disparate», sobre el que ha realizado la suerte de la «hermosina», y con «Ecuador», muy de frente y quebrando en las cercanías del cornúpeta. Con «Justiciero» ha colocado tres banderillas cortas, llegando mucho a los tendidos. Rejonazo trasero y atravesado y varios golpes de verduguillo. Saludos.

El triunfo ha llegado en el sexto de la función, al que había que llegarle mucho, exponerle, para poder colocarle los palitroques. Guillermo Hermoso de Mendoza se ha lucido especialmente con «Berlín», prendiendo dos banderillas y con «Índico», toreando a caballo con pureza, conectando más con el público en las piruetas de salida de las suertes. Dos rosas y un par a dos manos fueron la culminación de la faena antes de tomar el rejón de muerte. Pinchazo, rejonazo y descabello. Dos orejas, la segunda algo excesiva.

Pese a las pocas oportunidades de torear que tiene, Roberto Armendáriz ha cuajado una importante tarde hoy en Pamplona. Su primero ha sido el toro de nota más alta del encierro, con galope, temple y muy buen son detrás de los caballos. Siempre ha querido hacer las cosas bien, con verdad, tanto con «El Capea» como con «Farruco». Lástima el fallo con el rejón de muerte primero y con el descabello después, esfumándose el más que probable premio. Ovación.

Sí que ha podido Roberto Armendáriz pasear un trofeo tras pasaportar al quinto de la corrida, que ha sido un sobrero de El Capea al quedarse inutilizado para la lidia el titular al rematar en un burladero. Muy centrado ha vuelto a estar el rejoneador navarro, sobre todo con «Diamante» y «Rubí». A lomos de «Espartano» ha colocado un par a dos manos y dos banderillas cortas quitándole antes la cabezada al equino. Pinchazo, rejonazo contrario y dos descabellos. Una oreja.

De vacío se ha marchado de Pamplona Leonardo, debido al desacierto a la hora de realizar la suerte suprema. El primero de la tarde ha sido un astado al que le ha faltado clase y continuidad en sus embestidas, obligando al rejoneador a poner toda la carne en el asador y a llegarle bastante. Con «Calimocho» y con «Sol» alcanza la faena sus cotas artísticas más elevadas, caso de un par de banderillas a dos manos. Hasta tres banderillas cortas prende Leonardo a lomos de «Xarope», atascándose posteriormente con los aceros. Silencio tras aviso.

El cuarto ha marcado desde muy pronto mucha querencia a los terrenos de dentro, haciéndose necesario, como en otros toros de la corrida, el llegarle con las cabalgaduras hasta las cercanías. En este caso, los caballos más destacados han sido «Enamorado» y «Eco». Nuevamente, la demora en acabar con la vida de su oponente, ha imposibilitado a Leonardo obtener algún apéndice. Saludos.

Guillermo Hermoso de Mendoza ha salido a hombros por la puerta grande al final de la corrida.

Imagen: Canal Toros – Movistar Plus