La entrega de los toreros por encima de los toros en Sevilla

Real Maestranza de Caballería de Sevilla. 11ª Corrida de la Feria de Abril. Dos tercios de entrada. Astados de Hnos. García Jiménez, a los que les ha faltado, en general, mayor continuidad en sus embestidas y que han apuntado más cosas que después han confirmado.

Diego Urdiales (Verde agua y oro): Silencio y Saludos.

Cayetano (Rosa y oro): Saludos tras petición y Silencio.

Paco Ureña (Pizarra y oro): Saludos tras dos avisos y Saludos tras petición y aviso.

Encierro difícil de calificar el de Hnos. García Jiménez jugado hoy en la Real Maestranza, desigual e informal de presentación y de comportamiento, muy cambiantes en sus embestidas. La terna de matadores muy por encima de los animales.

Diego Urdiales ha echado por delante un toro que nunca se ha empleado, ni en las telas ni en el caballo de picar, quedándose corto y apretando hacia los adentros. Muy dispuesto frente a él Diego Urdiales, que le traga bastante a su antagonista, ya que en muchas ocasiones éste venía vencido hacia el cuerpo del torero. Compromiso y actitud del diestro riojano. Estocada algo trasera y descabello. Silencio.

El cuarto sí que le ha permitido a Diego Urdiales enjaretarle cinco o seis verónicas y una media soberbias, en un quite tras el paso del toro por el peto. Encajado, plantas asentadas, mentón hundido en el pecho y toreando con una gran pureza y naturalidad. Sensacional el quite de Urdiales. La buena clase y el ritmo en la embestida que había tenido en los primeros tercios no lo mantiene el animal en la faena de muleta, eso sí Diego Urdiales le corre la mano en unos cuantos naturales llenos de torería y con el sello personal que posee este torero. El burel, de Hnos. García Jiménez, ha ido a peor, perdiendo fijeza y sacando más complicaciones. Espadazo en todo lo alto. Saludos.

El segundo también ha apretado hacia tablas en los primeros tercios, aunque después ha tenido algo más de duración que otros de los que han pisado el albero maestrante en el día de hoy. Seria actuación ante él de Cayetano, muy templado, con un cambio de mano al comienzo de faena para sacarse al cornúpeta hacia las afueras, de cartel de toros. Sereno y muy tranquilo Cayetano que no se ha arredrado para nada por las más descompuestas embestidas del astado en terrenos de cercanías. Estoconazo. Saludos tras petición.

El quinto ha tenido muy mala pelea en varas, sin emplearse ni meter los riñones en ningún momento. En banderillas ha cortado mucho y ha puesto en aprietos tanto a Joselito Rus como a Javier Gómez Pascual. Nuevamente, Cayetano lo ha intentado por ambos pitones, pero el de Hnos. García Jiménez se viene muy a menos en la faena de muleta y que acaba rajado. Estocada tendida y caída. Silencio.

El tercero le ha propinado una fuerte voltereta a Paco Ureña en el trasteo muleteril, por suerte sin mayores consecuencias. Toro éste con mucha violencia y brusquedad en sus embestidas, dando cabezazos constantemente para atrapar el engaño que le presentaba el torero murciano. Muy firme Paco Ureña, que se ha plantado delante de él con mucha verdad y pureza, tragándole con valor sereno. Se ha puesto complicado a la hora de cuadrarlo para entrarle a matar, ya que no paraba de escarbar. Magnífico espadazo de Paco Ureña. Saludos tras dos avisos.

Tampoco se ha entregado ante el caballo de picar el sexto de la función, que ha embestido con más entrega y profundidad pero que ha durado muy poco. Paco Ureña ha conseguido los mejores momentos de su faena con la mano izquierda, toreando también al natural con la mano derecha, ya en el tramo final de su labor. El temple, el pulso y el saber esperar al que el toro metiera la cara en el engaño, han sido las claves del trasteo del matador de Lorca. Estocada en buen sitio. Saludos tras petición y aviso.

Incidencias: Manuel Burgos, en el primero, y Juan Melgar, en el sexto, han brillado de forma especial en el primer tercio mientras que en la lidia, señalar las llevadas a cabo por Joselito Rus, en el segundo y Víctor Saugar «Pirri», en el cuarto.

Fotos: Arjona / Pagés