La «Champions de Cuenca» prosigue su lucha contra el Covid y regala un test de antígenos a cada abonado

Ahora mismo se han convertido en, prácticamente, un objeto de deseo. El repunte de los positivos debido a la variante ómicron y las fiestas navideñas han disparado la demanda de los test de antígenos, lo que a su vez ha provocado que buena parte de las farmacias de la ciudad se hayan quedado sin estas pruebas de autodiagnóstico. Los farmacéuticos, que han recurrido a todos los proveedores e incluso al mercado internacional, ven cómo llegan con cuentagotas, por lo que conseguir un test en los últimos días se ha convertido en una misión casi imposible.

En este contexto tan complejo, la empresa MaxiToro ha decidido dar un paso al frente y ofrecer un pequeño regalo de Navidad a todos sus abonados, y es que ser uno de los fieles de la Champions de Cuenca tiene premio. La compañía encargada de maniobrar con las riendas de la plaza de toros regalará un test de antígenos a cada uno de sus abonados. De esta manera, los distribuirá de forma totalmente gratuita desde este mismo lunes y hasta el próximo jueves en las taquillas del coso conquense en horario de 17 a 20,30 horas. Para poder acceder a esta prueba de diagnóstico del Covid-19 cada beneficiario deberá presentar su carné de abonado o su DNI.

Consciente de la situación por la que pueden estar pasando algunos de sus abonados y de cara a los próximos encuentros navideños como Nochevieja o Año Nuevo, la empresa MaxiToro quiere ayudarles en la medida de lo posible. Estos test aportan certidumbre en un momento en el que predomina precisamente todo lo contrario, y es que hay muchas personas que sin tener constancia de su diagnóstico negativo prefieren no acudir a una comida familiar o a una cena con los amigos. Este tipo de pruebas aportan algo de luz en un momento de duda.

El equipo que capitanea Maximino Pérez ha removido Roma con Santiago para garantizar que no haya ni un solo abonado de la feria taurina de San Julián que no disponga de su test si así lo desea. Esta empresa taurina se lo pone al alcance de la mano. «Con esta acción no solo queremos estar al lado de nuestros aficionados y ayudarles a tener unas fiestas más tranquilas», comenta el empresario taurino, «sino que además nos daríamos por muy satisfechos si con ello evitamos un solo contagio, un solo ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos o, lo que es todavía peor, un solo fallecimiento».

De esta forma, MaxiToro sigue firme en su lucha contra el coronavirus, ya que en abril de 2020, cuando más azotaba la pandemia y en el peor momento para acceder a material sanitario, donó en torno a 5.000 máscaras de metacrilato a los centros sociosanitarios de la ciudad. La sociedad encargada de confeccionar los carteles de San Julián suma así otro granito de arena al objetivo común que todos perseguimos: acabar con el virus.

Prensa MaxiToro