La Audiencia Provincial de Valencia condena a los internautas que desearon la muerte al pequeño Adrián

Les condena por un delito contra la integridad moral después de repetirse el juicio

La Audiencia Provincial de Valencia condena a los tres tuiteros que desearon a muerte del pequeño Adrián a pagar una multa de 120 días a seis euros (720 euros) por delito contra la integridad moral. Junto a la multa, el tribunal impone el pago de 3.000 euros al representante legal del menor por los daños morales y perjuicios ocasionados, así como asumir las costas procesales.

Esta resolución estima el recurso de interpuesto por la Fiscalía y por la Fundación del Toro de Lidia en representación del padre del menor contra la sentencia del juzgado de lo Penal número 2 de Valencia, que absolvió a los internautas.

En la sentencia, la Audiencia recuerda que la protección de las personas a no sufrir sensaciones de dolor o sufrimientos físicos y psíquicos, humillantes o envilecedores, debe llevarse a cabo “con el máximo rigor” cuando la persona afectada es un niño de ocho años, frágil y vulnerable por estar en formación todavía su capacidad emocional.

Esta protección tiene que reforzarse cuando “el niño está afecto de una enfermedad mortal que mina sus escasas defensas psíquicas. Además, el ataque verbal se produce tras la celebración del homenaje y conociendo los acusados la inocente afición del niño, destruyendo de ese modo sus efectos benéficos y el recuerdo de unos momentos breves de felicidad”, afirma la sentencia.

Un procedimiento iniciado en 2016

El caso del ‘niño torero’ saltó a la palestra en 2016, año en que se celebró un festival benéfico en la Plaza de Toros de Valencia para recaudar fondos para la Fundación de Oncohematología Infantil.

Tras ese festival, que tuvo a Adrián como principal protagonista, se viralizaron varios mensajes en redes sociales que deseaban su muerte por su afición a los toros.

En ese momento, la Fundación del Toro de Lidia (FTL) inició un procedimiento judicial que dio como resultado la absolución, en el Juzgado de lo Penal, de los tres jóvenes que pusieron los mensajes previamente mencionados.

Tres años después de dicha resolución y tras los recursos interpuestos por la Fiscalía y por la FTL, la Audiencia Provincial de Valencia ordenó repetir el juicio y finalmente han sido condenados por un delito contra la integridad moral.

Esta nueva victoria judicial de la Fundación Toro de Lidia se suma a un cuerpo jurisprudencial multidisciplinar que pretende proteger la tauromaquia frente a los ataques del movimiento antitaurino.

El diario ABC amplía la información y publica un artículo de opinión de Ricardo Ruiz de la Serna, miembro de la Comisión Jurídica de la Fundación Toro de Lidia.

Prensa FTL