Gran tarde en Murcia con un rabo para El Juli y tres orejas para Manzanares

El madrileño cortó un rabo y Manzanares, tres orejas en una corrida triunfal. Talavante también puntuó en el sexto 

El Juli y Manzanares han paseado por Murcia su condición de figuras del toreo fraguando dos triunfos de gran relevancia. Imponente fue la faena de El Juli al cuarto de la tarde, al que acabó cortándole el rabo, y muy completa la actuación de Manzanares en sus dos toros, obteniendo un total de tres trofeos. Talavante mostró también un gran nivel y cortó una oreja en el sexto.

Ficha:

Se lidiaron toros de Daniel Ruiz -el tercero sobrero-, bien presentados y manejables en conjunto, aunque con variados matices. Destacaron segundo y cuarto .

El Juli, silencio y dos orejas y rabo.

José Mari Manzanares, dos orejas y oreja.

Alejandro Talavante, silencio y oreja.

Más de media plaza.

Comentario:

El primero de la tarde manseó en los primeros tercios. El Juli intentó afianzar a un toro muy justo de fuerza toreando a media altura y templando mucho. De este modo logró hilvanar alguna serie por el lado derecho, defendiéndose el animal y haciendo hilo cuando intentó al natural. Tuvo que desistir ante la escasa colaboración del astado. Mató al segundo intento y fue silenciado.

Juli aplicó temple al cuarto y fue haciendo poco a poco su embestida. Que no tocara la muleta fue clave para sacar todo el partido del de Daniel Ruiz. Faena en la que El Juli buscó con maestría el fondo del toro, terminando por torearlo a placer al natural y por meterse en un terreno comprometido con dominio absoluto. Apareció El Juli incontestable en Murcia cuajando una faena de triunfo grande que remató de forma contundente con la espada. Cortó dos orejas y rabo.

Bajo y bien hecho fue el segundo de la tarde, que embistió con recorrido por el pitón derecho. Manzanares dejó derechazos de buen trazo, pero lo mejor llegó al natural con series templadas de muletazos largos que fueron el corazón de una faena rotunda a un toro que fue a más gracia también al temple y buen hacer del alicantino. Mató de gran estocada. Dos orejas.

El segundo del lote de Manzanares no dio tantas facilidades. Iba pero sin acabar de entregarse, de ahí que a la faena le costara remontar. Lo hizo bien avanzada, cuando el alicantino le dejó la muleta puesta en la cara y ligó por ambos pitones. Otra faena de construir que fue de menos a más y que terminó en triunfo. Mató de estocada y cortó una oreja.

El tercero fue devuelto al estar lastimado de los cuartos traseros. Salió un sobrero de la misma ganadería al que Talavante hizo un bonito quite por chicuelinas. En la faena estuvo muy por encima de la condición del toro, que fue noble pero al que le faltó empuje y emoción. Talavante sacó todo el partido posible y mató de estocada desprendida. Silencio.

Talavante dio buenos lances a pies juntos en el sexto. Espoleado por el triunfo de sus compañeros de cartel, comenzó la faena con las dos rodillas en tierra ligando una serie de muletazos por alto. Ya de pie aprovechó por ambos pitones la embestida del toro hasta que se agotó. Mató de estocada trasera y cortó una oreja.

Fotos: Sotomayor – Toromedia

Toromedia Comunicación – Toros Sureste