Feliz regreso de los toros a Bilbao con triunfo importante de Roca Rey

Plaza de toros de Vista Alegre de Bilbao. Corrida de la reinauguración. Más de dos tercios de entrada. Un ejemplar para rejones de San Pelayo, deslucido, cinco de Jandilla y uno de Vegahermosa (7º) para la lidia a pie, exigentes y con un punto de dificultad, manteniendo en todo caso el interés del público.

Pablo Hermoso de Mendoza: Saludos.

José María Manzanares (Gris plomo y oro): 1 oreja y Saludos tras aviso.

Alejandro Talavante (Verde esperanza y oro): Silencio y Silencio.

Andrés Roca Rey (Amaranto y azabache): 1 oreja y 1 oreja con fuerte petición de la segunda.

Incidencias: Antes de iniciarse el paseíllo, se ha bailado un aurresku de honor destinado a los toreros anunciados en fecha tan especial.

Gran ambiente y muchas ganas de toros había esta tarde en Bilbao, en la reapertura del coso de Vista Alegre, que duda cabe que uno de los bastiones de la Tauromaquia. Encierro nada fácil de Jandilla, que ha puesto en muchos momentos a prueba a los toreros.

Pablo Hermoso de Mendoza se ha encontrado con un animal de San Pelayo con poco celo por las cabalgaduras y al que había que llegarle bastante. Dos rejones de castigo coloca el rejoneador navarro a lomos de «Alquimista», prendiendo posteriormente hasta tres banderillas con «Berlín». Muy por encima de su antagonista Pablo Hermoso. Montando a «Corsario» le deja al toro tres banderillas cortas muy bien colocadas. Rejonazo en buen sitio. Saludos.

José María Manzanares ha sorteado en primer término un toro que ha querido hacer las cosas por abajo pero a su vez exigente y que en algunas ocasiones se venía por dentro. Muy dispuesto el torero alicantino, que ha conducido de forma templada la embestida del astado de Jandilla, intentando que éste tuviera un tranco más de recorrido. Gran estocada. Una oreja.

El cuarto ha tenido buen son y profundidad en su embestida, sólo que en ese momento ha soplado un auténtico vendaval sobre el coso bilbaíno. Hecho que ha influido, y mucho, en el desarrollo del trasteo de José María Manzanares. Con todo, el de Alicante ha cuajado una labor de peso, porque no era sencillo domeñar al toro, que exigía mando y sometimiento. Pinchazo y estocada en todo lo alto. Saludos tras aviso.

Alejandro Talavante ha pechado hoy en Bilbao con el lote de menos opciones de lucimiento. El tercero de la función siempre ha llevado la cara a media altura, protestando. Además al exigirle, se viene abajo. Poco fondo de bravura del ejemplar de Jandilla. Lo más destacado de la actuación del diestro extremeño el suave y despacioso saludo por verónicas. Pinchazo y estocada trasera. Silencio.

Muy deslucido ha resultado también el sexto de la corrida, a pesar de las ganas y buena disposición de Talavante. No se aburre para nada el torero pacense, que lo ha pasaportado de dos pinchazos y estocada caída. Silencio.

El gran triunfador de esta corrida de reinauguración de Vista Alegre ha sido Andrés Roca Rey, que ha sido también muy molestado por el viento en el cuarto de la tarde. Enseguida se ha quedado el diestro peruano con el toro en su muleta, a base de sometimiento, ligazón y reunión. Asentado y con mucha verdad hilvana una faena a más, en la que ha empujado siempre hacia delante al cornúpeta. Pinchazo y contundente espadazo. Una oreja.

El último de la corrida ha sido un animal que se ha movido mucho pero que lo ha hecho con cierta aspereza y brusquedad, y que ante la exigencia de la muleta de Andrés Roca Rey ha terminado rajado. Muy por encima del toro de Jandilla, apostando y muy comprometido con la tarde y con la afición. Estocada arriba. Una oreja con fuerte petición de la segunda.

Manuel Cid, en el 6º, y Sergio Molina, en el 7º, han sobresalido entre los picadores. Con las banderillas han hecho lo propio Jesús Díez «Fini» y Manuel Izquierdo, en el 3º; Mambrú, en el 5º; y Miguelín Murillo, en el 6º. Todos ellos se han desmonterado después de parear a sus respectivos toros.

Foto: Prensa BMF Toros – Casa Chopera