Fandi, Manzanares y Luque se reparten 11 orejas y un rabo en la gran tarde de Almodóvar del Campo

El torero de Gerena cortó el rabo al tercero de Juan Pedro, que fue premiado con la vuelta al ruedo 

Excelente tarde de toros la vivida hoy en Almodóvar del Campo (Ciudad Real), donde la terna se repartió once orejas y un rabo con una buena corrida de Juan Pedro Domecq. Daniel Luque cortó cuatro y rabo; Manzanares, cuatro orejas, y El Fandi, tres en una corrida que hizo las delicias de la afición de esta localidad donde se vive la Fiesta con mucha intensidad durante todo el día.

Ficha:

Toros de Juan Pedro Domecq, de buen juego en conjunto. El tercero fue premiado con la vuelta al ruedo.

David Fandila ‘El Fandi’, oreja y dos orejas.

José María Manzanares, dos orejas y dos orejas.

Daniel Luque, dos orejas y rabo y dos orejas.

Más de tres cuartos de entrada.

Comentario:

El Fandi cortó una oreja al primero de la tarde después de una faena clásica del torero de Granada. Bullidor con el capote, entregado en banderillas e interesante trasteo por ambos pitones al toro de Juan Pedro. Estocada casi entera que puso en sus manos el primer trofeo de la corrida.

Al segundo de la tarde, Manzanares lo recibió por lucidas verónicas. Con la muleta cuajó al bravo de Lo Alvaro en tandas de cinco y seis muletazos de mucha verdad. Mató de gran estocada y cortó dos orejas de ley. El toro fue muy aplaudido en el arrastre.

Al tercero lo entendió cumbre Daniel Luque. Este fue un toro bravo, duro y exigente para el que se pidió el indulto y al que el torero de Gerena cuajó con tandas poderosas y de toreo en redondo. Mató de gran estocada y le cortó las dos orejas y el rabo. Vuelta al ruedo al toro.

Fandi volvió por sus fueros en el cuarto, variado y poderoso con la seda, cuatro pares de banderillas a petición del público y faena de muleta dándole todas las ventajas al toro y gran estocada. Dos orejas indiscutibles. Ovación al toro.

Otras dos orejas cortó al quinto Manzanares por una faena despaciosa y templada en la que fue macerando al de Juan Pedro hasta lograr la máxima conexión en las últimas tandas. Completó de esta forma una excelente tarde el alicantino.

Faena de mucha enjundia la del cierre firmada por un Daniel Luque que en Almodóvar del Campo torea como en el patio de su casa. El toro no acababa de romper y no quería pasar, pero Luque pisó los terrenos y a base de dárselos de uno en uno lo desengañó y lo cuajó. Mató a la segunda, cortó dos orejas y salió a hombros junto al mayoral de la ganadería y los dos toreros que iban por delante en el cartel.

Foto: Melanie Huertas – Toromedia

Toromedia Comunicación