Diego Ventura y Sergio Galán triunfan con sabor agridulce en Illescas

La Feria del Milagro de Illescas echó el telón y lo hizo con el broche triunfal de un festejo de rejones en el que el público se lo pasó de lo grande y en el que dos de los tres toreros deberían haber salido por la puerta grande. No lo hicieron, y la terna se marchó por el patio de caballos porque tuvo un componente muy agrio y nunca deseado, y es que el caballo Ojeda, de la cuadra de Sergio Galán, falleció una vez terminó la lidia de su primer toro. Para colmo, Embroque, también del jinete taranconero, resultó herido en el segundo de su lote.

Diego Ventura fue el máximo triunfador del festejo al cortar todos los trofeos posibles. Dos orejas y rabo a cada uno de sus oponentes merced a dos faenas memorables de principio a fin, un evidente ejemplo del peso de su figura en el mundo del rejoneo. Sergio Galán paseó hasta tres apéndices después de poner en escena su concepto clásico y puro y tras sobreponerse al duro golpe de la pérdida de Ojeda. Por su parte, Lea Vicens cortó una oreja en el que cerro festejo.

Esta es la ficha de la corrida:

Plaza de toros de Illescas. 2ª de la Feria del Milagro. Tres cuartos de entrada en tarde agradable. Se lidiaron seis toros de Luis Terrón, reglamentariamente despuntados para rejones, bien presentados. De juego variado y distintas posibilidades.

· Sergio Galán: dos orejas y oreja.

· Diego Ventura: dos orejas y rabo en ambos.

· Lea Vicens: ovación con saludos y oreja.

Fotos: Julio Palencia

Prensa MaxiToro