Destaca la entrega de Francisco Martínez en Yuriria en la que también pasearon oreja José Mauricio y «Calita»

Se dio la corrida de Feria en la plaza de toros «La Guadalupana» de Yuriria, Gto. Ante poco más de media entrada en una tarde agradable en la que la terna se impuso a un desigual encierro de Los Cues, en la que destacó la entrega y disposición de Francisco Martínez, que paseó una oreja del sexto de la tarde con petición de la segunda que el palco no concedió. También tocaron pelo José Mauricio y Ernesto Javier «Calita» paseando una oreja respectivamente.

Salió el primero de la tarde para José Mauricio al que saludó con algunos lances a la verónica, el toro cumplió en el caballo. Ya con la muleta, el toro acusó la falta de fuerza por lo que sólo algunos medios muletazos le pudo dar Mauricio que estuvo con actitud y profesional pero con pocos resultados artísticos, mató de una estocada caída y descabello, silencio y un aviso.

«Cabalgante» se llamó el segundo del lote de José Mauricio al que saludó con verónicas templadas de buen gusto y una media de remate muy torera. El toro cumplió en el caballo y ya con la muleta una faena en la que aprovechó las buenas condiciones del de Los Cues, muletazos por ambos lados con empaque y conectando con el tendido, desafortunadamente el toro fue a menos. Culminó con manoletinas y una estocada en el segundo intento, oreja protestada por un sector del público.

El segundo de la tarde se llamó «Don Omar» al que saludó «Calita» con una larga cambiada de rodillas y después con verónicas templadas y un remate muy torero. El toro empujó en el caballo y ya después con la muleta inteligentemente inicio doblándose con su oponente, ante un toro con calidad aunque le faltó un tanto de fuerza, la faena fue a más con un templado «Calita» que cuajó muletazos con empaque y que conectó con el tendido. Culminó con detalles muy toreros y una estocada un tanto caída por lo que tuvo que usar el descabello, acertando al primer intento, aún así la gente pidió la oreja que otorgó el palco.

Salió el quinto de la tarde al que saludó «Calita» con algunos lances a la verónica pero el toro acusó de inmediato la falta de fuerza y aunque tenía nobleza apenas acudió y peleó en el caballo. Ya con la muleta lo intentó «Calita» estando por encima de un toro que fue a menos, algunos muletazos aislados pero el toro terminó echado, sin poderse levantar por lo que se autorizó que fuera descabellado por el puntillero. Silencio.

Salió el tercero de la tarde al que saludó Francisco Martínez con algunos capotazos de tanteo ante un ejemplar indefinido de salida. Después lució el de San Miguel Allende en banderillas. Ya con la muleta después del brindis inició su labor de rodillas mostrando que salió a por todas y por el triunfo. Una faena en donde tuvo mucha actitud, valor y sobre todo corazón ante un toro mirón, rajado, con peligro y en un momento hizo por él, dándole un golpe en el muslo izquierdo y sin mirarse la ropa, con vergüenza torera, continuó su labor para dejar algunos muletazos, escuchando el torero torero y culminando con manoletinas ajustadas, desafortunadamente falló con la espada en varias ocasiones perdiendo el trofeo que ya tenía ganado, silencio.

El sexto de la tarde se llamó «Yurirense» para Francisco Martínez que saludó con alegría a la verónica dejando buenos capotazos, después de que el toro fue picado, tomó los palos el de San Miguel Allende para cuajar tres pares de banderillas, destacando el par al violín con mucha verdad. Ya con la muleta ante muy poca luz hizo el esfuerzo Francisco Martínez cuajando una faena llena de entrega, de afición y, sobre todo, de deseos de triunfo, hubo muletazos por ambos lados. Culminó en tablas ante un toro que fue de más a menos, aún así se dio el arrimón en tablas, para el deleite del respetable que coreó el torero torero, mató de media estocada para obtener una merecida oreja con petición de la segunda.

Ficha: Plaza de toros «La Guadalupana» Yuriria, Gto. Entrada: Media en tarde agradable. Toros de Los Cues, variados de presentación y juego.

José Mauricio, silencio con aviso y oreja.

Ernesto Javier «Calita» oreja y silencio.

Francisco Martínez, silencio y oreja con petición.

Incidentes: El matador Francisco Martínez sufrió una voltereta con el primero de su lote. Afortunadamente todo quedó en un golpe en el muslo izquierdo por lo que fue atendido por el servicio médico y regresó a matar a su segundo toro.

Emilio Méndez – Suerte Matador