Carlos Domínguez, que firma una gran faena, y el debutante Eric Olivera puntúan en Olivenza

Plaza de toros de Olivenza (Badajoz). Primer festejo de la feria. Novillada con picadores. Casi media plaza. Utreros de las ganaderías de Juan Albarrán, Carriquiri, Vistalegre, José Luis Marca, Herederos de Bernardino Piriz y Luis Albarrán. Los mejores el 3º, de Vistalegre, y el 4º, de José Luis Marca, para el que se pidió el indulto.

Carlos Domínguez (Caldera y oro): Saludos tras aviso y 1 oreja tras dos avisos.

Manuel Perera (Fucsia y oro con remates negros): Palmas tras aviso y Saludos.

Eric Olivera (Verde botella y oro, que debutaba con picadores): 1 oreja y Silencio.

Interesante la novillada con la que ha arrancado esta tarde la feria de Olivenza 2022, marcada, sobre todo, en su primera parte por el viento que ha impedido en varias ocasiones a los toreros salirse hacia los medios con los animales.

Carlos Domínguez se ha encontrado en primer lugar con un astado de Juan Albarrán noble, con fijeza y calidad pero a menos en el tercio final. Domínguez le ha hilvanado una faena fundamentalmente templada, en la que ha dejado ver su buen concepto del toreo, buscando siempre una buena colocación frente a su antagonista. Concluye su labor con unas bernadinas. Dos pinchazos y casi entera desprendida. Saludos tras aviso.

El cuarto ha sido el mejor de los novillos que ha pisado esta tarde el ruedo de Olivenza. Un ejemplar de José Luis Marca con mucha clase y calidad, que ha humillado y se ha entregado siempre en su embestida. Frente a él, Carlos Domínguez le ha instrumentado un magnífico saludo capotero, saliéndose para afuera con «Mulato», logrando las mejores verónicas por el pitón izquierdo. Después de pasar por el peto, buen quite por saltilleras de Domínguez, que comienza el trasteo muleteril de rodillas. Faena a más del novillero extremeño, consiguiendo notables series con una y otra mano, en las que ha sobresalido el temple, la expresión y el gusto con el que intenta hacer el toreo. Mediado el quehacer, parte del público ha comenzado a solicitar el indulto para el novillo de José Luis Marca. Mientras esto ocurría, el torero ha seguido su labor con la franela, alargando seguramente la misma en exceso. En ese momento, ha resultado volteado por el animal, evidenciando a partir de entonces bastante dolor en el hombro derecho. Finalmente, ha entrado a matar Carlos Domínguez, necesitando de tres intentos para dejar finiquitado a «Mulato», que ha sido premiado con una fuerte ovación en el arrastre, a la par que una oreja ha sido otorgada desde el palco para el novillero.

El otro trofeo del festejo lo ha paseado Eric Olivera, que hoy ha debutado con picadores en Olivenza. Muy seria actuación del joven espada frente al tercero, un utrero de buena condición pero exigente de Vistalegre. Ya con el capote, en el saludo, ha sabido Olivera romper al animal para adelante, enseñándolo a embestir. Firme y entregado el debutante, en una faena a más, que ha rematado con unas manoletinas. Estocada trasera y caída. Una oreja.

En el sexto no ha podido redondear el triunfo Eric Olivera, si bien sí se ha lucido con el percal, tanto en el saludo inicial como en un quite posterior por verónicas. Lo intenta con voluntad Eric Olivera en la faena de muleta ante un cornúpeta rajado y reservón. Estocada corta en buen sitio. Silencio.

El lote de menos opciones lo ha sorteado Manuel Perera. Su primero, de Carriquiri, se ha repuchado y ha salido suelto del peto en el tercio de varas. Raza, pundonor y entrega de Perera, que ha comenzado su faena de rodillas, pero el burel no tenía fijeza, salía desentendiéndose totalmente de cada muletazo y así es imposible cuajar una labor lucida. Arrimón de Manuel Perera, que concluye con unas ajustadas manoletinas. Pinchazo, estocada contraria y descabello. Palmas tras aviso.

Imposible ha sido también el quinto, con el hierro de los Herederos de Bernardino Piriz. Decir que tanto en éste como en el anterior novillo de su lote, Manuel Perera se ha marchado a saludarlos a la puerta de chiqueros. En el segundo tercio, ya ha mostrado el astado la querencia que tenía hacia las tablas. Voluntad de Manuel Perera, que le ha buscado las vueltas al novillo pese a las escasas posibilidades de lucimiento que éste tenía, ya que enseguida se ha rajado descaradamente. Dos pinchazos y estocada desprendida. Saludos.

Incidencias: Entre los picadores, subrayar el puyazo recetado en el tercero de la suelta por Antonio Palomo y de los hombres de plata destacar la lidia de Javier Perea, en el segundo, y el tercio de banderillas de Miguelín Murillo, en el tercero, desmonteránose.

A la muerte del cuarto novillo, Carlos Domínguez se ha marchado hacia la enfermería, saliendo poco después. En los próximos días, el torero se someterá a un estudio radiológico para descartar lesiones en el hombro derecho.

Imagen: Canal Extremadura